Post

Requesón o ricotta vegana

Receta saludable


El queso es uno de los alimentos más difíciles de sustituir en una alimentación vegana, si nos ceñimos a productos elaborados en casa y no a ultraprocesados. Pero algunas variedades más frescas, como el requesón o la ricotta italiana, se pueden emular muy fácilmente. Con un bloque de tofu firme corriente, del que se encuentra ya en cualquier supermercado, es cuestión de pocos minutos.

El tofu es rico en proteínas, derivado de la soya, de origen oriental pero cada vez más difundido en el mundo entero, es un alimento que existe en China y Japón desde tiempos remotos y que se prepara a partir de que se dieran cuenta que la leche de soja o la soya se coagulaba, formando una especie de requesón, cuando se le añadía agua de mar.

El tofu es una proteína 100% vegetal elaborada a partir del grano de soja. Este alimento está muy de moda debido a su alto contenido en calcio y a su gran aporte de proteínas, podemos comprobar los distintos usos que nos ofrece este producto a base de soja según la variedad y consistencia del mismo. El tofu en bloque, el que habitualmente cortamos en dados o lonchas para saltear y cocinar a la plancha, tiene una textura granulosa si se machaca que imita a los quesos más suaves y cremosos. Además de ser un buen producto para veganos, es perfecto para intolerantes a la lactosa, y un alimento muy rico en proteínas y saludable estupendo para todo tipo de dietas.



Ingredientes:

400 g Tofu firme natural

1-2 cucharadas Levadura de cerveza en copos

1 cucharadita Sal

1/2 cucharadita Ajo granulado

Orégano al gusto (opcional)

15 ml Aceite de oliva virgen extra (aproximadamente)

30 ml Zumo de limón (aproximadamente)


Preparación:

Empezamos nuestra receta sacando el tofu de su envase, desechamos el líquido y envolvemos en dos o tres hojas de papel de cocina. Presionamos suavemente y desenvolvemos. Picamos y lo disponemos en un robot de cocina, procesador de alimentos o vaso de batidora o licuadora.

Añadimos una cucharada y media de levadura de cerveza, una cucharadita de sal, media de ajo granulado o en polvo, y una pizca de orégano (opcional). Echamos también el aceite de oliva y el zumo de limón recién exprimido, pasado por un colador.

Empezamos a triturar hasta integrar todo en una textura cremosa. Probar y ajustar el sabor añadiendo un poco más de levadura o especias (también admite pimienta negra, pimentón picante, albahaca, tomillo, cebollín...) o aceite de oliva para hacerlo más cremoso.

Volver a triturar hasta dar con el punto deseado y llevar a un recipiente. Debería tener una textura cremosa suave, que admite darle forma en un molde. Guardamos en un recipiente cerrado en la nevera y consumimos antes de una semana.

Con su textura cremosa ligeramente granulada, y un sabor suave fresco ligeramente especiado, esta versión vegana del queso ricotta se puede emplear como sustituto del ricotta auténtico. Está muy bueno simplemente untado sobre tostadas, palitos de verduras o crackers caseros, y también podemos usarlo aderezando platos de verduras y ensaladascomo relleno de pastasverduras o buñuelos y dumplings. Si dejamos un sabor más neutro y lo endulzamos ligeramente con edulcorante líquido o sirope de dátil, aderezándolo con vainilla o canela, podemos emplearlo en postres y dulces saludables.

Fuente:

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní