Post

Lasaña de calabacín con champiñones y queso

Receta saludable


La palabra singular en italiano es lasagna y en plural lasagne. ... En Venezuela se le llama pasticho tiene láminas completamente rectangulares (casi cuadradas) con bordes lisos; las láminas de la lasagna, en cambio, tienen bordes decorativamente ondulados y son más estrecha y alargada generalmente. Se dice que el plato al tocar las costas sufrió cambios en su nombre original, se adaptó al gusto de la época sin perder su esencia y se convirtió por excelencia en una manjar ítalo-venezolano.

Aunque la lasaña es un plato un poco laborioso, merece la pena el esfuerzo, pues siempre es de lo más gustoso para comer. Aguanta bien unos días, está muy rica y puede ser la opción perfecta para llevar en tupper al trabajo, se puede comer caliente y en temperatura ambiente. Lo que ocurre a veces es que, debido a su base de pasta, no debemos abusar de ella. Y aunque la podemos preparar sin problemas de vez en cuando, si nos gusta mucho, pero hay las opciones de preparar lasañas con base de verdura.

El calabacín se puede comer crudo o cocido. Las maneras más comunes de preparar el calabacín son hornearlo, hervirlo o saltearlo. La piel exterior es comestible y no es necesario pelar el calabacín antes de comerlo. Entre los beneficios que encontramos al consumir el calabacín, conseguimos que ayuda en el control de peso, reduce el colesterol, reduce presión arterial, mejora la salud cardiovascular, previene el cáncer y promueve la salud de la próstata.

Sí, es fácil sustituir las placas de pasta por láminas de vegetales como el calabacín, la berenjena o la papa o patata. Estos alimentos, muy ricos nutricionalmente, no solo aportan un sabor diferente a la lasaña, sino que tienen consistencia suficiente para poder preparar el plato sin ningún problema y comer sin arrepentimientos.



Ingredientes:

1 kilo de calabacines

500 g de champiñones cortados en láminas

200 g de cebolla picada

200 g de queso para untar (suave)

200 g de tomate triturado

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal a gusto

Queso en lonchas (opcional)


Preparación:

Cortamos los calabacines en rodajas y las mezclamos con una cucharada de aceite y sal. Horneamos a 200ºC unos 20-30 minutos. Mientras, en una sartén antiadherente calentamos el aceite restante, sofreímos la cebolla y a continuación agregamos los champiñones. Cocinamos hasta que estén cocidos.

Añadimos el tomate y lo cocinamos hasta que se espese. Entonces agregamos el queso para untar y removemos para que se fusione bien. Salamos a gusto y cocinamos a fuego medio-bajo hasta obtener el espesor de la salsa deseado.

Comenzamos a montar nuestra lasaña de calabacín con champiñones y queso con las rodajas de calabacín horneado y la salsa, una vez lista, la horneamos unos 20 minutos a 180ºC. Si se quiere, según el gusto particular, al final del horneado añadimos encima unas lonchas de queso y seguimos horneando hasta que se derrita.

Fuente:

@realfooding.

https://www.abc.es/bienestar/alimentacion/recetas-saludables/abci-siete-recetas-lasanas-no-llevan-pasta-necesitan-202107290238_noticia.html#top3

 

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní