Post

Lasaña de calabacín con boloñesa de lentejas

Receta saludable


Aunque la lasaña es un plato un poco laborioso, merece la pena el esfuerzo, pues siempre es de lo más gustoso para comer. Aguanta bien unos días, está muy rica y puede ser la opción perfecta para llevar en tupper al trabajo, se puede comer caliente y en temperatura ambiente. Lo que ocurre a veces es que, debido a su base de pasta, no debemos abusar de ella. Y aunque la podemos preparar sin problemas de vez en cuando, si nos gusta mucho, pero hay las opciones de preparar lasañas con base de verdura.

La primera receta de lasagna con estilo actual fue introducida por el cocinero Giovan Battista Crisci, quien la escribió en su libro “Lucerna de corteggiani” (1634), e incorporaba a las láminas de pasta la mozzarella para que luego se gratine en el horno.

El calabacín se puede comer crudo o cocido. Las maneras más comunes de preparar el calabacín son hornearlo, hervirlo o saltearlo. La piel exterior es comestible y no es necesario pelar el calabacín antes de comerlo. Entre los beneficios que encontramos al consumir el calabacín, conseguimos que ayuda en el control de peso, reduce el colesterol, reduce presión arterial, mejora la salud cardiovascular, previene el cáncer y promueve la salud de la próstata.

Asimismo, las lentejas son ricas en fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal y combate el estreñimiento. Al mismo tiempo, aunque no es la legumbre que contiene más cantidad, son una fuente de hierro, necesaria para evitar la aparición de anemias. Y preparándolas como boloñesa para acompañar nuestras comidas quedan estupendas.

Sí, es fácil sustituir las placas de pasta por láminas de vegetales como el calabacín, la berenjena o la papa o patata. Estos alimentos, muy ricos nutricionalmente, no solo aportan un sabor diferente a la lasaña, sino que tienen consistencia suficiente para poder preparar el plato sin ningún problema y comer sin arrepentimientos.



Ingredientes para la boloñesa:

2 kilos de tomate natural triturado o de tomates maduros

2 cebollas grandes

2 zanahorias grandes

2 ajo porros o puerros

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Dulce de dátiles o edulcorante

2 tazas de lentejas cocidas

Orégano

Ingredientes para la lasaña:

2 calabacines grandes

Queso bajo en grasa (al gusto)

Parmesano (al gusto)

Boloñesa de lentejas.


Preparación de la boloñesa:

Para preparar la boloñesa debemos triturar las zanahorias, cebollas y ajo porro con un robot de cocina, colocarlo en una olla  y llevarlo al fuego. Añadimos el tomate triturado, aceite, sal y edulcorante. Mezclamos bien y cocinamos a fuego fuerte hasta que empieza a hervir y luego bajamos y cocinamos a fuego bajo. Estaremos pendientes aproximadamente durante 30 minutos de cocción, destapamos y añadimos las lentejas cocidas, el orégano y cocinamos unos 20 minutos a fuego bajo o hasta que el tomate haya perdido agua.

Preparación de la lasaña:

Precalentamos el horno a 180 grados. Cortamos en láminas finas el calabacín. En una bandeja apta para el horno montamos la lasaña: capa de calabacín, capa de boloñesa, capa de queso bajo en grasa y repetimos hasta terminar con todo. Horneamos durante 20 minutos y añadimos la mozzarella fresca en rodajas por encima y cocinamos dos minutos más. Podemos colocarle por encima un poco de queso parmesano al gusto.

Fuente:

@cocinandomelavida.

https://www.abc.es/bienestar/alimentacion/recetas-saludables/abci-siete-recetas-lasanas-no-llevan-pasta-necesitan-202107290238_noticia.html#top3

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní