Post

Guiso de calabacines y jengibre

Receta saludable


En Europa se entiende por curry una mezcla de especias. Para un indio, sin embargo, un curry es un plato de verduras, carne o pescado cocinado en una salsa cremosa y servido, generalmente con arroz. Es decir, sencillamente sin complicarnos en el resto del mundo, es un guiso.

Hoy te traemos esta receta de curry o guiso de calabacín, muy sencilla de elaborar con ingredientes que la mayoría de nosotros tenemos en casa, pero es un plato muy sencillo y sabrosísimo, vale la pena que intentes prepararlo en casa, pues es un plato muy saludable.

Tenemos como su ingrediente principal el calabacín, esta hortaliza se puede cruda o cocida. Las maneras más comunes de preparar el calabacín son hornearlo, hervirlo o saltearlo. La piel exterior es comestible y no es necesario pelar el calabacín antes de comerlo. No contiene grasa y tiene un alto contenido de agua y fibra. También contiene cantidades significativas de vitaminas B6, riboflavina, ácido fólico, C y K, y minerales, como potasio y manganeso. También, conocida como la calabaza de verano contiene antioxidantes y fitonutrientes antiinflamatorios.

Asimismo, el jengibre tiene diversas propiedades como ayudar en la pérdida de peso, tratar la amigdalitis, la ronquera, el colesterol alto, la presión alta, el dolor de garganta, tos, resfriados, dolores musculares, problemas de la circulación sanguínea, migraña y artritis.



Ingredientes:

1 Cebolla pequeña  

1 cucharada  de jengibre fresco (trocito) rallado

3 Ají o Guindilla verde fresca pequeña o roja (más o menos picante, al gusto)

1 Diente de ajo  

2 Calabacín

2 o 3 Tomates

Cilantro fresco

2 g Mezcla de especias (opcional)

Semillas de nigella o ajenuz o alholva o sésamo (opcional)

1 Lima o limón

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta negra molida

Sal


Preparación:

Rallar un trocito de jengibre fresco sin la piel, hasta obtener una cucharada aproximadamente, y el diente de ajo pelado. Picar muy fina la cebolla y los ajíes o las guindillas, añadiendo más o menos según el nivel de tolerancia al picante.

Calentar una sartén ancha y alta o tipo wok, añadir un par de cucharadas generosas de aceite de oliva y echar los ingredientes anteriores. Dejar sofreír a fuego medio-bajo unos minutos, sin dejar que se doren. Mientras, lavar los calabacines y cortar en rodajas no muy finas.

Añadir el tomate, machacar un poco y echar el calabacín y el tamarindo. Salpimentar y, si se desea, aderezar con especias o un poco de pimentón y comino molido. Sofreír el conjunto, removiendo de vez en cuando y vigilando que no quede muy seco, hasta que la verdura esté al punto deseado.

Servir con cilantro o perejil fresco picado, semillas de nigella, alholva o sésamo, y ralladura de lima o limón al gusto. Se puede comer recién hecho, caliente, o dejándolo enfriar para servir más templado, o tras pasar un reposo en la nevera, cuando habrá cogido más sabor.

Por sí solo este guiso o curry vegetal es un plato estupendo para tener listo si queremos disfrutar de una cena ligera que nos deje satisfechos sin llenarnos en exceso, aunque ganará mucho más acompañado de arroz de guarnición, unas papas o patatas nuevas cocidas o pan plano tipo naan o chapati. También será una excelente guarnición de carnes, pescados o proteínas vegetales como el tofu o algún preparado de legumbres, y también podemos completarlo fácilmente añadiéndole un par de huevos escalfados o cocidos. ¿Cómo te lo comerías tú? Las opciones son muchas, pero quizás para la mayoría de nosotros es una buena opción para una cena ligera sin complicaciones. ¡Buen provecho!

Fuente:

https://www.directoalpaladar.com/recetas-vegetarianas/curry-calabacines-al-estilo-robin-food-receta-david-jorge-para-disfrutar-prejuicios

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní