Post

Risotto de alcachofas y champiñones

Receta saludable


Hoy te traemos esta receta de risotto de alcachofas y champiñones, que nos parece una idea genial para preparar un delicioso almuerzo saludable, es bueno tener el conocimiento que un grano de arroz consiste en una envoltura de almidón alrededor de un núcleo de proteína. El arroz risotto libera la mayor parte del almidón con bastante facilidad, que es lo que le da al risotto su cremosidad (junto con toda la mantequilla y el parmesano). Pero, en esta receta se sustituye la mantequilla y el parmesano por una mezcla con anacardos que dará esa cremosidad que se busca.

Para esta receta se utilizará dos tipos de arroz, uno de grano medio, redondo y blanquecino, y arroz integral que contiene menos calorías, pues, su aporte calórico es menor en comparación con el arroz blanco tradicional, el arroz integral contiene gran cantidad de vitaminas, entre ellas la vitamina B, B2 Y B3, este risotto es como dice la autora de esta receta, es un arroz meloso con ingredientes vegetales 100%.

La elaboración de esta receta, tiene además un aliciente adicional y es que nos ha servido de aprovechamiento y así no se generamos desperdicios en nuestra cocina,  ya que se ha usado un ingrediente fresco como son los champiñones, unos restos de arroz blanco y arroz integral sobrantes en la despensa, una combinación perfecta y 1/2 bolsa de alcachofas congeladas… con lo cual esta receta se ha elaborado con unos ingredientes bastante económicos.

El uso de vegetales congelados es un recurso fantástico si los cocinamos con cariño y unos acompañamientos básicos como son las especias aromáticas (cebolla, ajo, ajo porro o puerro, etc.) desde una hoja de laurel o pimienta negra hasta las más exóticas y siempre con un buen aceite de oliva virgen.



Ingredientes:

200 g. de arroz (mezclamos a partes iguales blanco e integral)

300 g. de alcachofas congeladas (picadas)

250 g. de champiñones (mezcla de setas frescas o congeladas)

800 ml. de caldo vegetal (o agua)

4 dientes de ajo

1 ajo porro o puerro

1 hoja de laurel

Sal marina

Pimienta negra

100 g. de anacardos

1/2 cucharada de curry

Aceite de oliva virgen extra (3-4 Cucharadas)


Preparación:

Comenzamos por limpiar el ajo porro o puerro y los ajos, los picamos finamente y los doramos en 2 cucharadas de aceite de oliva. Una cazuela adecuada sería una tipo sauté o un cazo grande con suficiente profundidad para remover continuamente el arroz y que no se salga. Añadimos las alcachofas en trozos y seguimos rehogando durante 4-5 minutos antes de añadir los champiñones limpiados y laminados (podemos reservar algunos para decorar al final el plato) Salpimentamos. Dejamos que los vegetales suelten bien su sabor sin dejar de remover y cuando estén dorados incorporamos el arroz (que previamente habremos lavado bien) y la hoja de laurel. Tras un minuto incorporamos el caldo caliente y seguimos removiendo la cocción total nos llevará entre 20 y 25 min, la primera mitad a fuego fuerte y los últimos 10 minutos a fuego moderado, eso sí, removiendo frecuentemente para que el arroz quede lo más cremoso posible.

En el vaso de la licuadora o batidora trituramos hasta hacer una pasta cremosa los anacardos que habremos remojado previamente, en 1 taza de agua y 1 cucharada de aceite junto a 1 pizca de sal y el curry (o cualquier especia al gusto como  azafrán, cúrcuma, etc.)

Cuando el arroz esté cocido nos debe quedar aún una pequeña parte del líquido por absorber y el aspecto debe ser meloso, es entonces cuando incorporamos la crema de anacardos y especias y removemos continuamente sin parar ya fuera del fuego. Los servimos con un poco de cebollín o cilantro picado u otras hierbas aromáticas al gusto como perejil, albahaca, tomillo, etc… y los champiñones salteados que habíamos reservado.

El resultado les encantará, los anacardos nos aportan esa cremosidad extra que necesitamos al prescindir de la mantequilla y el Parmesano. Además resulta muy saciante por la cantidad de fibra que nos aportan todos los vegetales que incorporamos. Ah! y no te preocupes por mezclar  los dos tipos de arroz, aunque por norma general el integral nos llevaría un poquito más de tiempo, al estar lavado previamente y cocinarse en una proporción  arroz/caldo de 1:4, entre unos 20-25 minutos es más que suficiente para completar la cocción de ambos granos. También, puedes elaborar esta misma receta con quinoa o quinoa+arroz y les quedará igualmente buena y sabrosa.

Fuente:

https://24zanahorias.com/

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní