Post

Pasta al pesto de guisantes

Receta saludable


En esta oportunidad traemos esta receta para los amantes de las pastas una rica pasta al pesto de guisantes elaborada con vegetales congelados, muchas personas dedicamos gran parte del tiempo a cocinar y disfrutamos haciéndolo, en especial utilizando recetas con una importante base vegetal, y los vegetales en conserva son un básico en la casa sin los cuales no se consigue muchas veces resolver comidas en muy poco tiempo, consiguiendo además un aporte nutricional extraordinario y un sabor delicioso, por no hablar del tiempo que nos economizamos.

El ingrediente principal de esta receta son los guisantes son unas vainas de entre aproximadamente 5 y 12 centímetros de largo, son de un color verde intenso que en su interior guardan el guisante hasta su maduración. La extracción de los guisantes de las vainas es muy fácil y divertido, si tienes niños alrededor. Se pueden encontrar en el mercado de diferentes formas, frescos (en vainas), ultra congelados, secos o en conserva. Después se pueden emplear en infinidad de maneras en nuestra cocina: como entrantes a partir de verduras, arroces, guisos, etc.

Son una muy buena fuente de carbohidratos complejos, fibra, proteína vegetal y rica en vitaminas del grupo A, C y K. Además también contiene muchos minerales, sobre todo destaca el hierro, magnesio y fósforo.

Se recomienda en esta receta utilizar los piñones, son un fruto seco que contiene más proteínas, por lo que su consumo está aconsejado para vegetarianos, destacando su alto contenido en fósforo, hierro o potasio, aunque se puede sustituir por otro fruto en la receta.

Para la pasta que vayamos a utilizar se recomienda, mejor escogerla de harinas integrales y si lo prefieres, sin gluten como las de guisantes, garbanzos, lentejas o como esta de maíz, arroz y quinoa. Lo mejor es escoger aquella cuya forma permita que el pesto se cuele por los huecos como penne, rigatoni, millerighe, macaroni, pipe o conchiglie, etc. También se puede usar para acompañar vegetales frescos espiralizados como calabaza, zanahoria o calabacín.



Ingredientes:

2 tazas de guisantes finos congelados (descongelados)

50 g. de albahaca fresca

50 g. de perejil fresco

35 g. de piñones (macadamias, anacardos, almendras o avellanas) al gusto

1 diente de ajo

Zumo de 1 limón

5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 cucharadita de levadura nutricional

1 pizca de sal

Pimienta negra recién molida (al gusto)

Adicional:

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

2 dientes de ajo finamente picados

100 g. de pasta (al gusto)

1 racimo de tomates cherry (al gusto)


Preparación:

Comenzamos descongelando los guisantes siguiendo las indicaciones del fabricante. Si usamos guisante fino, esta operación es muy rápida ya que son naturalmente tiernos y no necesitamos descongelar completamente para proceder al triturado.

Cocinamos la pasta en una olla con agua abundante y siguiendo los tiempos sugeridos por el fabricante. La pasta al dente resulta siempre mucho más digestiva y agradable. Escurrimos y reservamos.

Mientras cocinamos la pasta, colocamos los ingredientes del pesto en el robot de cocina, licuadora o batidora de vaso con la mitad del aceite, trituramos a máxima velocidad y vamos incorporando el resto del aceite hasta que esté listo.

En una sartén colocamos las cucharadas de aceite de oliva adicional y sofreímos los dos dientes de ajo finamente picados, añadimos la pasta y rehogamos. Finalmente incorporar el pesto removiendo ligeramente ya fuera del fuego y servimos.

Podemos acompañar con unos piñones tostados, pimienta negra adicional y unos tomatitos asados o dorados en la sartén. ¡Buen provecho!

Fuente:

https://24zanahorias.com/

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní