Post

Mermelada de frutos rojos sin azúcar

Receta saludable


La receta que les compartimos hoy, es para enseñarles a elaborar mermelada casera de una forma saludable, ya que no está elaborada con azúcar refinada. La mermelada común mente conocida, es la mezcla del azúcar de la fruta y el azúcar agregada con la pectina presente o adicionada, para formar un gel, que le otorga al producto una naturaleza especial. El gel se forma cuando la mezcla alcanza los 65 °Brix (65% de azúcar), una acidez de 1% y un contenido total de pectina de 1 por ciento.

La mermelada es una dulce manera de conservar las frutas cuando están en su mejor temporada, y prepararla casera supone un placer que nos reencuentra con la cocina tradicional. El problema es que es una preparación que requiere una cantidad notable de azúcares añadidos, y no solo por el sabor dulce. Pero, podemos elaborarla con agar-agar para espesarla muy fácilmente, sin texturas ni sabores extraños.

El agar-agar es una gelatina que proviene de un alga marina del mismo nombre, y tiene el poder de espesar los líquidos en forma de gelatina muy nutritiva, es decir, puede convertir el líquido en gel. Las semillas de chía se han convertido en un ingrediente muy popular en la elaboración de mermeladas y compotas caseras saludables, sin embargo, no son del agrado de todo el mundo por su textura; por eso traemos esta propuesta alternativa con el alga en polvo.

Otra diferencia es que el agar-agar tiene un poder gelificante diez veces superior al de la gelatina, por lo que es necesario tener cuidado con la cantidad que usamos en nuestras preparaciones. El agar- agar no tiene sabor ni color por lo que no afecta de esta manera a la preparación en la que lo agreguemos.



Ingredientes:

250 g Frutos rojos frescos o congelados

0.5 Vaina de vainilla

1 Dátil medjool (o 2 dátiles pequeños)  

15 ml Zumo de limón o lima o naranja

2 g Agar-agar (1/2 cucharadita colmada)


Preparación:

Si usamos frutas frescas, las debemos lavar y secar suavemente. En el caso de usarlas congeladas, ponemos en un colador bajo el grifo del agua con potencia suave para quitar parte del hielo, escurrimos y disponemos en una cazuela o una olla ancha.

Añadimos la vaina de vainilla abierta en dos con un corte longitudinal, el zumo de cítrico al gusto y el dátil sin hueso bien picado. Si es un medjool debería estar bien jugoso; en caso contrario, dejamos a remojo previamente si fuera necesario.

Ponemos al fuego y cocinamos removiendo y machacando los frutos suavemente, hasta que adquiera una consistencia homogénea y suave, casi deshecha, y se evapore casi todo el líquido que suelte la fruta. Se puede triturar con batidora si se desea.

Retiramos la vainilla, disolvemos el agar-agar en un poco de agua fría, añadimos y removemos suavemente. Llevamos a ebullición unos 5 minutos más y apagamos el fuego. Vertemos la preparación a uno o dos recipientes con cierre hermético y guardamos en la nevera cuando se enfríen o congelamos. Consumimos como máximo por una semana, ya que como es una preparación casera saludable no tiene conservantes químicos agregados.

El sabor y punto de dulzor de nuestra mermelada saludable variará según el tipo de fruta y la proporción que usemos, así que podemos jugar con las cantidades y saborizantes a nuestro gusto o según el uso que le queramos dar. Menos dulzona es perfecta para acompañar platos salados, pues va muy bien, por ejemplo, con aves o proteínas neutras como el tofu a la plancha o un seitán ahumado. En cualquier caso, recomendamos comerla en desayunos y meriendas con un pan 100% integral, un bizcocho fitness o con yogur natural o queso fresco. ¡Que la disfruten!

Fuente:

Liliana Fuchs

https://www.vitonica.com/recetas-saludables/mermelada-frutos-rojos-azucar-semillas-chia-receta-saludable-para-desayunos-meriendas

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Crema fría de aguacate y pepino

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní