Post

7 bebidas depurativas

para eliminar toxinas


Existen numerosas curas depurativas, y la proximidad del buen tiempo suele hacerlas más apetecibles. Tanto si quieres hacer una cura detox completa como si simplemente buscas formas naturales de ayudar a tu organismo a deshacerse de las toxinas, te traemos 7 propuestas para el día a día.

Comienza el año olvidando los prejuicios y descubre las mejores recetas de caldos, infusiones, zumos y batidos para limpiar tu organismo desde dentro.

Te proponemos combinaciones que ayudan a tu salud sin renunciar al placer del sabor.

Caldo vegetal detox

Resulta muy apropiado para una cura depurativa de varios días en la que se siga una dieta ligera, exenta de carnes y pescado, y con frutas, verduras y hortalizas como protagonistas.

El agua se enriquece con vegetales como el apio, un buen diurético cuya capacidad para alcalinizar la sangre estimula la depuración, o la cebolla, también diurética y capaz de reducir el colesterol, los triglicéridos y el ácido úrico. 

Ingredientes: para 1 litro de caldo.

3 cebollas medianas

1 rama de apio

2 zanahorias

½ manzana

1 litro de agua

Preparación:

Hierve el agua con los ingredientes durante una hora a fuego lento, sin aceite ni sal.  

Bardana

La bardana estimula el vaciado de bilis de la vesícula biliar al intestino (efecto colagogo), tiene actividad sudorífica y es diurética.

Al facilitar la eliminación de toxinas a través de la orina y la piel es un buen depurativo. Esto, junto a su marcado efecto antimicrobiano y antifúngico, muy eficaz en infecciones cutáneas, hace a la bardana útil en el tratamiento del acné y la piel grasa.

Ingredientes:

1 cucharadita de raíz de bardana

1 taza de agua.

Preparación:

Se introduce la raíz en el agua y se hierve 10 minutos. 

Se deja reposar tapada 5 y se cuela. 

Si se desea, se endulza con miel o azúcar. Se toma una taza cada 8 horas.



Té rojo pu-ehr con zumo de manzana

El único té sin teína se considera desintoxicante porque estimula la expulsión de toxinas y activa el hígado y el bazo.

También ayuda a reducir los niveles de colesterol, triglicéridos y ácido úrico, y vuelve a la flora intestinal más resistente a parásitos y bacterias. 

Tras una comida pesada, sirve para digerir mejor.

Preparación:

Lava y corta 4 manzanas a cuartos y ponlos en la licuadora.

Lleva a ebullición el zumo de manzana resultante.

Viértelo sobre 1 cucharadita de té pu-erh y media ramita de canela.

Déjalo en reposo 3 minutos y ya lo puedes servir.

Alcachofera

Tanto sus hojas como el tallo, frescos o secos, constituyen un excelente remedio para enfermedades hepáticas y biliares, además de proteger el hígado y ayudar en digestiones pesadas.

La alcachofera ejerce un efecto diurético y depurativo, y contribuye a eliminar la urea, por lo que es útil en caso de insuficiencia renal.

Preparación:

Pon 1 taza de agua al fuego y cuando hierva añade media cucharadita de regaliz en trocitos.

Déjalo cocinar unos segundos y agrega una cucharadita de hojas secas de alcachofera.

Déjalo reposar 10 minutos y filtra la infusión.

Smoothie de piña con zanahoria y naranja

Gracias a su contenido en bromelaína, enzima que ayuda digerir las proteínas, la piña facilita la digestión de otros alimentos, por lo que es ideal cuando el estómago está fatigado.

Su composición mineral le confiere propiedades diuréticas y desintoxicantes. Además, tiene abundante zumo, apenas grasa y una pulpa muy rica en fibra que ayuda a arrastrar sustancias de desecho y toxinas del organismo.

Ingredientes:

2 rodajas de piña

2 zanahorias medianas lavadas y licuadas

El zumo de 2 naranjas

Preparación:

Basta con pasar los ingredientes por la batidora y tomarlos enseguida.


Cola de caballo

El consumo de cola de caballo estimula la emisión de orina y la eliminación de toxinas del organismo.

Por ello resulta muy útil en caso de retención de líquidos, exceso de ácido úrico y enfermedades reumáticas y del aparato urinario.

Se puede tomar en infusión simple o combinada con plantas de efectos afines, como diente de león, barbas de maíz, abedul

Preparación:

Se pone a hervir una taza de agua

Se añade 1 cucharadita de cola de caballo y se deja hervir un minuto.

Se deja reposar

Se filtra con una gasa y se endulza al gusto.

Se toman tres tazas al día.

Zumo de arándanos, manzana y uva

Recoger esta pequeña fruta azulada en un paseo por la montaña a finales de verano es un regalo para el paladar y la salud.

Al sabor dulce con un punto ácido de los arándanos se suma su riqueza en antiocianinas, de gran poder antioxidante, así como en ácidos orgánicos, que aumentan la acidez de la orina e impiden la proliferación de bacterias.

Ingredientes:

200 g de arándanos azules

½ manzana

75 g de uva blanca

Preparación:

Lava la fruta e introdúcela toda junta en la licuadora para recoger el zumo.

Fuente:

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Cremoso de naranja y plátano

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní