Post

Teatro Municipal de Valencia

Icono arquitectónico y cultural del siglo XIX


El Teatro Municipal de Valencia ubicado en el estado Carabobo,  es un icono arquitectónico y cultural del siglo XIX en Venezuela, pues aglutina las tendencias artísticas de esa época. Un plafón pintado por Antonio Herrera Toro magnifica su techo central y fue declarado monumento histórico nacional en el año de 1964.

Destacando, que este hermoso icono recrea una historia donde grandes personalidades de nuestro país fueron quienes dieron brillo al teatro, ellos fueron: el presidente de la época Antonio Guzmán Blanco, el gobernador del estado, Hermógenes López, que concedía en escuchar a todos; el arquitecto Antonio Malaussena, fascinado por la simetría y la precisión de la arquitectura académica; y el pintor clásico Antonio Herrera Toro, quien se encargó en pintar el centro visual del lugar que a nadie deja indiferente: un enorme plafón de 18 metros de diámetro en el que honró a nombres clave del arte europeo (también incluyó a Andrés Bello) y desde el que cuelga una imponente lámpara de cristal tipo araña, como para iluminar la platea desde lo más esclarecido de la cultura occidental.

Es importante, dar a conocer que marchaba el primer año del llamado quinquenio guzmancista (1879 – 1884) cuando el proclamado “Ilustre Americano” decreta la construcción de la magna obra en el terreno del antiguo Convento de San Buenaventura, con miras a inaugurarlo en el centenario del natalicio de El Libertador. 

Donde, Guzmán Blanco, deslumbrado por el modelo europeo, quiso dejar la huella de aquella estética en calles, plazas y teatros del país, por lo que la fachada de este espacio valenciano emula la del Teatro de la Ópera de París, y sus lados las del Teatro Imperial de Viena y el Teatro Real de Madrid.

Seguidamente, para el año de 1894 se inaugura el Teatro tras las últimas reparaciones, sobre todo las requeridas tras el asalto y destrucción acometida por la Revolución Legalista de 1892. El general Joaquín Crespo lo entrega a la municipalidad de Valencia, por lo que es llamado Teatro Municipal de Valencia.

Luego, para el año de 1950, después de 56 años de conciertos, zarzuelas, montajes y descuido, se reinaugura tras un año de reparaciones y ampliaciones, como el cambio de entablados en pisos y de techos, la construcción de 12 nuevos camerinos y baños, reparación de las fachadas, dotación de un sistema contra incendios, y la clausura de algunas puertas y rosetones de las fachadas laterales. También estrena butacas importadas de España y la magnífica lámpara de cristal que sustituyó a la antigua.

En efecto, el Teatro Municipal de Valencia, posee dos salones: la Gran Sala, con 647 butacas (378 en el patio, 118 en el primer balcón y 151 en el segundo balcón) ante un escenario de 11 metros de ancho de boca, 7 metros de alto aforado y 12 metros de fondo; y la moderna Sala Mary Schwarzenberg, con una capacidad de 120 butacas, equipo de videobeam, pantalla, planta de sonido, monitores de audio y micrófonos.

Es por ello, que hoy Juan José Piñero, presidente del  Teatro Municipal de Valencia actualmente brinda al público en general clases de baile, canto, teatro, danza, entre ellas danza árabe, y muchas otras actividades de recreación  a nivel cultural en los espacios del Teatro con el fin de dar luz a nuestra amada valencia.


Hermilys Fontanive

Hermilys Fontanive

Licenciada en Comunicación Social, mención Publicidad y Relaciones Públicas. Locutora. Asesor(a) en Investigación. Presidente de la Fundación Deportiva y Educativa Somos Más para la Formación y Capacitación (Fundesforca) en Venezuela.

Tambien podes mirar

Ciudad

Un evento para guerreros empresariales que no se rinden

Ciudad

Día Internacional de la Juventud

Ciudad

Los abuelos: inyección de felicidad para los nietos

Ciudad

Sixto Rein: pondrá a bailar a los carabobeños este jueves 05 de septiembre