Post

¿Es bueno o malo mascar chicle?

Para algunos es una mala costumbre. Para otros, un hábito placentero.


El chicle, o tzictli en náhuatl, que mascaban nuestros ancestros, es una savia gomosa, un poco dura, aromática y de sabor ligeramente dulce que se obtiene del árbol Manikara zapota, conocido como chicozapote, el cual es originario de México y zonas tropicales de América central y sur. Hasta hace poco los fabricantes de chicles comerciales aún empleaban esta savia, pero la mayoría (desde los años 50) la han sustituido por el acetato polivinílico como base gomosa, debido a que es más barato.

En efecto, debido a la explotación de otros árboles de las selvas de maderas finas, actualmente son los árboles de mayor tamaño. Su madera tiene dureza y resistencia excepcional pero no es explotada debido a la importancia económica del chicle. Hay sitios arqueológicos en donde los dinteles de las puertas se usaron madera de chicozapote y se ha mantenido hasta la fecha.

Destacando, que su fruto,  el chicozapote, es uno de los alimentos favoritos de los monos aulladores.  Solamente es comercializado localmente ya que se echa a perder rápidamente. También se le atribuyen propiedades medicinales. Sin embargo, la producción de chicle fue afectada por la sustitución de la goma de chicozapote. Actualmente la gran mayoría de los chicles están elaborados con un plástico neutro, el acetato de polivinilo.

Por consiguiente, es importante resaltar:

En el mundo, cada año se consumen 560 mil toneladas de este producto

El fotógrafo e inventor Thomas Adams, en 1870, fue el primero en comercializar el chicle al añadirle saborizante y azúcar.

Durante su exilio en Estados Unidos, Antonio López de Santana, quien conocía a Adams, le sugirió que creara llantas a partir de la resina del árbol del zapote, lo cual hizo pero fracasó porque la goma era muy blanda. Años después Adams, en una farmacia, observó a una mujer que compraba goma de parafina para mascar, entonces se le ocurrió aprovechar la resina que tenía en su casa; ablandó el chicle con agua caliente y lo amasó, luego lo aplanó y cortó en pequeños pedazos, y los vendió en la misma farmacia en que había obtenido la idea, a un centavo de dólar.

Además, tiene como beneficios:

Mejora la concentración: según revela un estudio presentado en el Décimo Congreso Internacional de Medicina del Comportamiento, el consumo de esta golosina alivia la ansiedad, mejora el estado de alerta, aumenta la concentración y reduce el estrés. De hecho, después de mascar chicle, los niveles de cortisol, la hormona del estrés, en la saliva se reducen hasta un 16%. A su vez, los ensayos revelaron que mascar chicle puede aumentar considerablemente el rendimiento cerebral a la hora de desarrollar actividades multitarea, llegando incluso a mejorar un 109% los resultados.

Reduce la acidez en la boca: mascar chicle aumenta al doble el flujo de saliva, y la encima de la saliva neutraliza el ácido de los alimentos y las bebidas. Esto constituye su mayor beneficio. Además, la saliva tiene calcio y fosfato de hierro, ambos benéficos para los dientes.

Disminuye el apetito: las personas que mascan chicle tres veces por hora después del almuerzo comen menos golosinas ricas en calorías, porque tienen más saciedad sensorial. Al mascar un chicle dulce, se reduce el antojo de comer cosas dulces.

Minimiza la acidez estomacal: el mayor flujo de saliva facilita el paso de los alimentos sólidos y líquidos a lo largo del esófago, y ayuda a neutralizar el ácido en este órgano. Conviene elegir chicles con sabor frutal y evitar los de menta.

Calma la ansiedad: mascar chicle tiene un efecto calmante. Un estudio realizado en Australia demostró que reduce la ansiedad en más del 17% en situaciones estresantes, algo que podría deberse al mayor flujo de sangre al cerebro.

Ayuda a dejar de fumar: los chicles con nicotina han ayudado a muchas personas a dejar de fumar y los investigadores estudian otros usos medicinales del chicle. En Canadá se está probando un chicle para enfermos de diabetes de tipo 2 que contiene metformina, un fármaco que controla la glucosa.

Alivio de náuseas: Los componentes de la menta disminuyen las contracciones del estómago, ayudándote a sentirte menos mareada.

Destacando, que no todo es color de rosa, el mascar chicle puede generar las siguientes consecuencias:

No conviene abusar: el chicle no es un alimento y no conviene abusar de él. No es más que goma y aditivos y engañar al organismo con mucho tiempo de masticación y nada en el estómago no es muy positivo: puede generar gases, acidez, irritación intestinal e incluso diarreas.

Azúcar, exceso de peso y caries: no conviene mascar chicles con azúcar, ya que engordan y provocan caries.

Malo para la gastritis: quienes sufren gastritis no deberían abusar de los chicles. Lo mismo, quienes tienen problemas de exceso de gases intestinales.

Dolor en la mandíbula: mascar chicle fuerza las articulaciones témporo-mandibulares y, si estas se desgastan, el cierre de la boca se altera”, advierte Michael Benninger, presidente del Instituto de Cabeza y Cuello de la Clínica Cleveland, en Ohio. Si sueles apretar los dientes al dormir, no conviene abusar del chicle: con sólo 20 minutos de mascar se agravará su dolor de mandíbula.

Sin duda, no es bueno abusar de esta golosina, sin dejar de lado que Actualmente la industria chiclera ha tenido un segundo aire con la producción de chicle natural. Para la preparación del chicle, el látex se hierve hasta deshidratarlo. La pasta fría resultante se moldea en maquetas para que se haga sólido. En la planta se le añade jugo de caña y saborizantes de yerbabuena, menta, limón o canela.


Hermilys Fontanive

Hermilys Fontanive

Licenciada en Comunicación Social, mención Publicidad y Relaciones Públicas. Locutora. Asesor(a) en Investigación. Presidente de la Fundación Deportiva y Educativa Somos Más para la Formación y Capacitación (Fundesforca) en Venezuela.

Tambien podes mirar

Nacional

LA INMORTAL CARACAS AÚN RECORDADA EN SU ANIVERSARIO 452

Nacional

09 de agosto Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Nacional

Las Guacamayas en Venezuela

Nacional

Adquirir una postura correcta al sentarse