Post

Cambiemos el juego

Los juegos tradicionales que ayudan a que el niño socialice con los demás


En la actualidad se ha borrado del paisaje infantil el crecer y jugar en un parque con pelotas, trompos, metras, y otros juegos tradicionales que ayudan a que el niño socialice con los demás, logrando generar una interacción positiva. Pasan los días encerrados en cuatro paredes, además de pasar mucho tiempo en la escuela ya que los padres trabajan más tiempo, para luego tener que estar en casa haciendo otras actividades que les han puesto. En sus pocos ratos libres los dedican a jugar con la tablet, ordenador o móviles. No hay luz, no hay aire, no hay risas, no hay juegos.

En efecto, es importante “cambiar el juego”, ocúpate del crecimiento pro-social de tu hijo, enséñale lo que realmente vale la pena al aire libre,  que aunque la tecnología nos atrape y es necesario conocer y saber manejar los aparatos electrónicos, también es importante el contacto con la naturaleza y con las personas de modo físico. El subir a un árbol, caerte al correr y levantarte, reírte sin parar, sudar, y estrechar la mano de un amigo mientras disfrutas del tiempo al sentir la brisa, el solo la lluvia en tu rosto. El contacto es indispensable para crecer sano.

Por ende, a continuación, se muestran algunos beneficios de jugar al aire libre:

Contacto con la naturaleza: nosotros estábamos en contacto directo con la naturaleza, jugábamos en el campo, en casa de los abuelos, en los montes y playas. Jugábamos con la arena, las hojas, las frutas que caían de los árboles, la tierra. Es muy importante que los niños aprendan a jugar con su entorno.

Hacer ejercicio: al jugar al aire libre corren, brincan, saltan… sueltan todas sus energías. Además previene el sobrepeso y la obesidad infantil, tan preocupante en los últimos años por la cantidad ingente de azúcar que toman diariamente y en poco o ningún ejercicio que realizan. Previene el sedentarismo, mejora su salud y descargan sus energías. Los niños necesitan movimiento y jugar al aire libre para desarrollarse correctamente tanto física como cognitivamente.

Pon a volar la imaginación: cuando jugamos desarrollamos toda la creatividad e imaginación. Crean, se inventan juegos y sus normas, experimentan y se divierten. Su ingenio se desarrolla y aprenden a improvisar según la marcha. Al no estar en un ambiente controlado como su casa, aprenderá a adaptarse a las eventualidades que vayan surgiendo.

Relaciones sociales: es uno de los principales beneficios. Al salir a la calle aprenden a relacionarse con otros niños y a hacer nuevos amigos, y fortalecen sus habilidades sociales que serán tan necesarias a lo largo de sus vidas.

Autonomía: el jugar al aire libre les hace ser más autónomos e independientes, lo que les permitirá cuando sean más mayores a enfrentarse a los problemas que vengan.

Previenen la depresión: en los últimos años han aumentado alarmantemente el número de casos de niños con ansiedad y depresión. El juego les hace afrontarse a riesgos y retos que deben afrontar y a buscar soluciones. Además aprenden a gestionar sus propias emociones negativas.

Sin duda, el juego debe ser una de las principales actividades del niño. Así es como aprende, como se relaciona con su entorno, como socializa, como aprende a crear y a respetar, y a afrontar los desafíos. Es una forma de hacerles felices que no podemos quitarles. Así que usa los aparatos electrónicos por rato, pero no dejes de vivir a plenitud en el para qué, la montaña, la playa, en otro lugar pero que el juguete a usar sea un balón, un papel, una emoción, un  juego tradicional que te enseñe a experimental la ventaja de ser niño.


Hermilys Fontanive

Hermilys Fontanive

Licenciada en Comunicación Social, mención Publicidad y Relaciones Públicas. Locutora. Asesor(a) en Investigación. Presidente de la Fundación Deportiva y Educativa Somos Más para la Formación y Capacitación (Fundesforca) en Venezuela.

Tambien podes mirar

Nacional

LA INMORTAL CARACAS AÚN RECORDADA EN SU ANIVERSARIO 452

Nacional

09 de agosto Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Nacional

Las Guacamayas en Venezuela

Nacional

Adquirir una postura correcta al sentarse